Cómo utilizar LinkedIn para hacer crecer mi empresa

LinkedIn es una de las redes con más crecimiento en estos momentos. Si tenemos una empresa, es muy probable que nos interese tener una cuenta allí, tanto de la compañía como nuestros perfiles personales. LinkedIn nos puede ayudar a crear sinergias con otros profesionales o incluso a conseguir financiación más fácilmente.

Este artículo es una adaptación de un documento interno que escribí para uno de mis clientes. En el original, incluía ejemplos concretos de aptitudes a destacar y grupos en los que participar. En este caso, te tocará a ti llevar a conclusiones por tu cuenta. Espero que te sea útil.

¿Cómo funciona LinkedIn?

Lo primero que debes saber es que LinkedIn funciona como otra red social. La única diferencia es que tu perfil personal es tu CV y que también funciona como portal de empleo. Por lo demás, puedes actualizar tu perfil con publicaciones tipo Facebook o Twitter (vídeos, fotos, enlaces, comentarios), conectar con otros perfiles o participar en grupos específicos.

Aunque hay 10 millones de usuarios en LinkedIn en España, solo el 30% es activo. Es decir, 300.000 usuarios. Lo bueno de estos perfiles es que suelen ser personas de alto poder adquisitivo o vinculados a lo digital. ¿Por qué suele interesar? LinkedIn es una red ideal si tus clientes o socios que busques tienen este perfil. También hay que señalar que las personas que se dedican a lo digital tienden más a confiar en nuevos modelos de negocio.

Actualizar tu perfil

El primero de los pasos que tenemos que seguir es actualizar tu perfil. Allí tendremos que añadir nuestro puesto de trabajo, nuestra formación, etc. También tendremos que actualizar el extracto. Se trata de un pequeño resumen sobre nuestra misión profesional. Es importante que sea un texto personal en el que se destaque lo que hacemos. Huye de lugares comunes y habla de lo que te diferencia. Hay miles de perfiles como el tuyo, hazte destacar.

Conectar con otras personas

Para ser relevantes en LinkedIn, debes tener contactos. Para ello, tienes que pedir una solicitud de contacto a las personas que te interesen. LinkedIn te facilita los contactos de las personas que conoces o con las que te has enviado correos electrónicos, que sería el primer paso.

A continuación, habría que aspirar a crear conexiones que nos interesen profesionalmente. No solo de tu sector, sino también de aquellos que te interesan. No solo busques a tu competencia, también a aquellos que puedan ser socios potenciales.

Hay varias opciones para encontrar perfiles. Podemos usar el buscador o podemos ver los contactos de otros profesionales y encontrar allí perfiles que nos interesen.

Aptitudes y recomendaciones

Dentro de tu perfil, es importante rellenar la parte de aptitudes, que son nuestras aptitudes profesionales o conocimientos que tenemos. Otras personas podrán votar las mismas, dando la garantía de que conocemos mucho de esa temática. En un primer momento, podemos hacerlo entre nosotros.

Esto es positivo porque cuando alguien visite tu perfil lo verá y, además, si alguien que está muy bien valorado en una aptitud determinada, por ejemplo, redes sociales en mi caso, pues te aparecen los otros perfiles más expertos que garantizan que sabes al respecto. Se trata de generar confianza.

Igualmente, debes votar las aptitudes de otras personas cuando tengas la certeza de que son reales.

Por otra parte, también podemos pedir recomendaciones a jefes o personas con las que hemos trabajado. Se trata de destacar lo que mejor se nos da.

Escribir artículos y compartir publicaciones

Una vez que tengamos un número importante de seguidores puedes escribir artículos sobre tu experiencia. La idea es que se vea lo buen profesional que eres y que compartas con los demás lo que has aprendido al respecto. Aun así, para empezar lo más importante -una vez actualizado el perfil y rellenado por completo- es el siguiente punto.

Antes de llegar a él, es importante que compartamos publicaciones o recomendemos publicaciones de otros perfiles o empresas (por ejemplo, las de la tuya, pero no únicamente). De esta forma, cuando alguien entre en nuestro perfil, verá que somos usuarios activos y tendremos más posibilidades de que conecten con nosotros.

Participar en grupos

Hay diferentes grupos de diferentes temáticas que te pueden interesar. Participar en grupos es lo que nos llevará más tiempo. Solo las personas pueden participar en grupos, no las empresas. Para hacerlo, tendrás que solicitar la adhesión desde tu perfil personal. En cada grupo hay una serie de requisitos, por lo que no te podrás adherir a todos los grupos. En cada enlace, a la derecha, hay una descripción de lo que se habla en el grupo y el tipo de perfil que puede entrar.

¿Qué hacer dentro de un grupo?

Básicamente, participar y hacer contactos con otros profesionales.

No es necesario que publiques nada, aunque podrás compartir artículos del blog de la empresa de forma periódica (no con mucha asiduidad, ya que de lo contrario podrán echarnos del grupo por spam). Igualmente, al compartir un artículo, hay que hacerlo incentivando al debate.

Por ejemplo, si subes un artículo sobre el precio de la vivienda puedes preguntar a otros profesionales ¿Hasta cuándo pensáis que seguirá la tendencia ascendente en Madrid? ¿Habrá nueva burbuja? O si hablamos de inmobiliarias online; ¿está el mercado español preparado para este tipo de empresas? ¿Creéis que es el futuro o que la proliferación de empresas de este tipo está abocada al fracaso? Y similar.

También es importante que respondamos a las opiniones de los que participen en nuestro post e incluso podremos enviarle una solicitud de contacto más adelante.

De la misma manera, es muy recomendable participar en las discusiones que abran otras personas en el grupo. Este tipo de participaciones si puedes hacerlas a diario y no habrá peligro de que te echen por spam, sino que serás muy participativo y tu perfil (y tu cargo actual en la empresa) será más visto. Si es importante que tus aportaciones sean pertinentes. De la calidad de las mismas también dependerá la imagen que se tenga de ti como profesional.

Opción de pago

De la forma anterior, subirá nuestra relevancia como profesional, pero no tanto nuestra empresa. Como en el resto de redes sociales, la manera más rápida de crecer es mediante fórmulas de pago. En el caso de LinkedIn, es diferente al de Facebook o Twitter y bastante más caro. La manera más efectiva de crecer en seguidores es al publicar una oferta de empleo.

Se publicita una oferta con el perfil de contacto (seguidores en la empresa) que necesitamos y cada vez que una persona se inscriba, será seguidor de nuestra empresa automáticamente. (Salvo que rechace seguir la empresa).

Esta opción tiene dos problemas. Por una parte, solo conseguirás seguidores interesados en trabajar en la empresa, no en los servicios que das. Es decir, no son compradores. La otra es el coste. El funcionamiento de las ofertas de empleo de LinkedIn no es como otros portales de empleo, sino como los anuncios en Facebook.

Se cobra por cada clic en la oferta, aunque el interesado no se convierta en nuestro seguidor. Además, aunque se puede establecer un presupuesto diario, no sabremos de antemano a cuánto nos saldrá el clic.

También se puede promocionar cualquier tipo de publicación o hacer una campaña de me gustas, pero son menos efectivos que las de empleo. Básicamente, porque la mayor parte de los usuarios de LinkedIn, utilizan la red para encontrar oportunidades de empleo.

Plan de actuación para crecer en Linkedin:

Resumiendo:

  1. Actualizar nuestro perfil rellenando todos los campos posibles (hay algunos que no aplican como publicaciones o logros si no tenemos logros). Sed especialmente cuidadosos con las aptitudes.
  2. Compartir y recomendar publicaciones relacionadas con nuestra actividad, incluyendo las de tu empresa.
  3. Enviar solicitudes de conexión a aquellas personas que nos recomiende LinkedIn.
  4. Solicitar la entrada a los grupos de tu interés.
  5. Escribir publicaciones llamando al debate y comentar las de otras personas en el grupo.
  6. Enviar solicitudes de conexión a las personas con las que interactuamos.

Recomendaciones

  • No publicar más de una publicación propia en cada grupo a la semana para no caer en el spam.
  • No enviar más de 25 solicitudes diarias para que LinkedIn no nos bloquee la cuenta.
  • Realizar comentarios constructivos e interesantes que enriquezcan el debate.
  • Hablar de nuestra experiencia personal poniendo ejemplos concretos siempre que sea posible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.