Vinoteca de Moratín – Restaurantes Máximos

vinoteca-de-moratin

Estreno la sección de restaurantes máximos con la Vinoteca de Mortatín. De mi lugar preferido de Cádiz, el castillo de Santa Catalina, a mi restaurante favorito de Madrid, donde vivo a día de hoy.

La Vinoteca de Moratín se puso muy de moda hace unos años y llegó (o rozó) el número 1 en Tripadvisor. Hoy sigue siendo el número 18 de 9.277, para que te hagas una idea de que no te recomiendo sitios malos. Este, además, tampoco es especialmente caro. Tiene menos de un 1% de reseñas malas y pésimas y un 2% de normales, lo que también es muestra de que deberías ir. Si todo el mundo está de acuerdo, por algo será.

En ese momento de esplendor, mi pareja tenía muchas ganas de ir. Yo era más reacio porque había visto la carta en su página web y no había ningún plato que me entusiasmara. Aun así, caímos en el hype y terminamos yendo por uno de nuestros aniversarios.

Cuando llamamos para reservar (imprescindible) descubrimos uno de sus puntos fuertes. A pesar de ser un restaurante bastante pequeño, solo reservan una mesa por servicio. Es decir, haces tu reserva y puedes ir a la hora que quieras. No tienes que elegir hora y no te van a meter prisa para que te vayas. Ellos están más tranquilos haciendo el servicio y el comensal también.

Eso sí, les hace ganar menos dinero. Pero parece que no les importa y que priorizan dar un servicio excelente. Muy bien.

A continuación, voy a desglosar los diferentes valores de la Vinoteca.

Web

Como soy un poco friki de comer fuera, siempre miro las webs de los lugares a los que voy. La de la Vinoteca es bastante sencilla y tiene una buena navegabilidad. Lo más importante para mí es que tenga la carta colgada con sus precios. En restaurantes de este nivel, es muy habitual que tengan solo una selección de fotos de platos o que no aparezcan los precios. Aquí los puedes ver, tanto de la comida como los vinos. Así te puedes hacer una idea de lo que te vas a gastar.

Como además tengo mis manías, me aseguro de que haya opciones a mi gusto.

Tengo que decir que la carta de vinos no tiene precios. Yo no acostumbro a comer con vino, por lo que no es algo a lo que le de importancia. Aun así, si eres un amante del mismo, ten claro que unos 15 o 20€ más te subirá la cuenta con la botella.

Normalmente tienen una selección de platos fuera de carta y gran parte de la misma también se puede pedir en media ración. Como siempre voy con mi pareja, es perfecto para probar más cosas.

También hay postres, que no aparecen en la carta, pero que siempre que he ido eran los mismos.

Servicio

puerta de la vinoteca

Mi pareja siempre bromea diciendo que me he vuelto muy pijo respecto al servicio. Yo no lo creo. La cuestión es que pienso que si pagas 30€ por un almuerzo o una cena, no te pueden tratar igual que si pagas 5 o 10.

Afortunadamente, el servicio en la Vinoteca de Moratín es excelente, de los mejores que he tenido. Al ser un local tan pequeño y con tan pocas mesas, siempre están pendiente de ti. Te dan muy buenas recomendaciones y es el propio chef el que te explica la carta.

Tengo que decir que yo no soy de esas personas pesadas que preguntan mil cosas o tratan de hacer amistad con quién le atiende. Esa simpatía extrema típica de mi tierra me resulta muchas veces exasperante. Cuando trabajo soy igual, me gusta ir a lo que voy.

En la Vinoteca te dan un trato agradable, pero no son nada pesados ni bromistas, al menos si tú no les das pie. Están atentos a ti, pero desde la distancia, como debe ser.

Comida

La comida es lo más importante en un restaurante. Hemos venido a comer. En la Vinoteca de Moratín tiene una carta muy pequeña, con solo ocho platos fijos y algunas opciones fuera de carta. Esto les permite haberse convertido unos expertos en lo que sirven. Lo notas cuando el chef te explica detalladamente como hace cada cosa y te da sus recomendaciones. También cuando te llevas la primera cucharada a la boca.

Se trata de platos de comida tradicional, con un pequeño toque moderno, pero basados en la cocina española de siempre. No te esperes una presentación de Estrella Michelin. Los platos son bonitos, pero es un sitio para ir a comértelos, no para hacerles fotos.

Otro aspecto a destacar es que te renuevan el pan sin coste. Así que puedes mojar todo lo que quieras, que no te van a sangrar después en la cuenta.

Los platos

Todos los platos están riquísimos, por lo que yo he probado, por lo que he visto y por lo que he leído. Aun así, te voy a decir cuáles son mis preferidos.

Sopa de tomate: Esta plato suele ser habitual durante la temporada de invierno. Lo puedes pedir en media ración (4€). Los que me conocéis sabéis que soy completamente antitomate. Y no, no he probado este plato. Pero tanto mi pareja como otros comensales dicen que es una de los platos que más merece la pena, lleno de ese sabor que no verás en un tomate de Mercadona. Como es barato y es algo que normalmente nadie se pediría en un restaurante, me he visto obligado a destacarlo. También su ensalada de solo tomate gusta mucho, porque aquí todo el género es de una calidad asombrosa.

sopa de tomate y salmón de la vinoteca de moratín

Media ración de sopa de tomate y salmón marinado | Fon López

Salmón marinado: Este entrante es probablemente mi favorito. El pescado fresquísimo pero lo que realmente lo hace espectacular es la vinagreta de encurtidos. De hecho, si hago un top de los platos más ricos que he comido en mi vida, este estará sí o sí. Creo que también lo puedes pedir en media ración, pero yo me comería un bol entero. De verdad, una maravilla. Pruébalo.

steak tartar dalvenvainor

Steak tartar: La especialidad de la casa. Si te gustan los steak tartar, tienes que probar este. A mí me gustan, pero no me vuelven loco. Una de las cosas buenas de la Vinoteca es que lo preparan totalmente a tu gusto. Yo no soy muy fan de la comida picante y me lo pusieron justo a la manera que lo pedí.

Canelones rellenos de carrillada de ternera: De los segundos, este es mi plato favorito. Una carrillada bien hecha, de esas que se llevan horas a fuego lento. Un queso fundido en su punto. Un sabor magnífico. Me dan ganas de levantarme y pedirme una de salmón y unos canelones ahora mismo.

Otras recomendaciones: Su versión del pulpo a la gallega (¿quién no se pasaría la vida comiendo este plato?) es una delicia. Los puerros con romescu y las alcachofas tienen también mucha fama. El pollo al albariño, por su parte, es correcto pero es el plato menos sorprendente.

pollo al albariño vinoteca

Pollo al albariño - Eat Love Madrid

Ambiente

Interior de la Vinoteca de Moratín

Interior de la Vinoteca de Moratín - La Criba

Personalmente, el ambiente y la decoración es lo que menos me importa. Está bien comer en un sitio bonito, pero lo que quiero es que me llenes el estómago. De todas formas, cuando el resto de los puntos se cumplen, el ambiente es siempre un valor añadido.

En el caso de la Vinoteca de Moratín cumple también en este apartado. En un lugar bonito, de decoración sencilla y donde prestan atención a todos los detalles. Tienen la música al volumen ideal, baja para no dificultar la conversación y también la luz es correcta.

mesas de la vinoteca de Moratín

Mesas de la Vinoteca - Madrid diferente

Muchas veces, en esa búsqueda de un ambiente especial, los sitios terminan siendo muy oscuros. Y la comida hay que verla. En este restaurante tienes una luz modulada, que te permite disfrutar del plato y sentirte a gusto. El ambiente es íntimo, pero puedes ver a la persona que tienes enfrente.

mesa para cuatro en la vinoteca de moratín

Mesa para cuatro | Vinoteca de Moratín

Al ser un restaurante pequeño y tener mesas para cuatro personas, como máximo, también ayuda a mantener esa magia. Ideal para una celebración especial, un aniversario, llevar a tus padres o cosas así.

Ubicación

Como no podía ser de otra manera, la Vinoteca de Moratín se encuentra en el barrio madrileño de moda. Justo en el barrio de Las Letras, cerca de calle Huertas, Atocha y a un paso de Sol. Además, está relativamente cerca de mi casa, lo que a ti no te importará, pero para mí es un valor añadido.

Tienes un gran número de paradas de autobuses cerca (6, 10, 14, 26, 27, 32, 34, 37, 45), pero al estar dentro de una pequeña calle, te evitas todo el tráfico y el agobio del Paseo del Prado.

Metro: Línea 1 (Atocha o Antón Martín) 8 minutos a pie.

C/ Moratín, 36, 28014 Madrid

Martes a Sábado

  13:30-16:00 / 19:30-00:00

Cerrado domingo y lunes.

Si te animas a ir, cuéntame qué tal tu experiencia 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *