Ser andaluz en Madrid

¡Hola amigos!

Ya llevo nueve meses en Madrid y, entre el inicio de la campaña de las elecciones autonómicas y el pasado día de Andalucía, me apetece comentaros que me ha supuesto ser un inmigrante andaluz en la capital del Reino.

Para empezar, diré que creo que -pese a los prejuicios- todo el mundo adora Andalucía. Para continuar, si todo el mundo adora Andalucía más aún adoran Cádiz -supongo que porque los sevillanos sí que caen mal  por su prepotencia y los granadinos tienen su famosa malá follá-. A veces me preguntan si soy sevillano, pero siempre que digo que soy de Cádiz la gente me sonríe y me dice que le encanta Cádiz, que fueron a Conil o a Tarifa o a Caños de Meca, que la gente es lo mejor, que la playa es lo mejor y que la fiesta es la diversión extrema. Yo siempre matizo que soy de la capital y, en general, ningún madrileño ha salido del sol y playa para visitar las ciudades. Ni Cádiz, ni Jerez, ni El Puerto y quizá alguna vez Algeciras camino de Gibraltar, Ceuta o Marruecos.

Nunca he sentido la más mínima discriminación al decir que soy andaluz en Madrid, algo que si he visto con vascos y -sobre todo- catalanes. La catalanofobia en Madrid es aún más fuerte que en Sevilla y creo que cualquiera preferiría que le dijeran cabrón hijo de puta a catalán. Los que también caen bien son los gallegos y, de hecho, nos colocan en una extraña situación de oposición simpática.

-Qué, eres gallego, ¿no?

Os sorprenderíais si supierais la cantidad de veces que me han hecho esa pregunta. Muchas más veces que preguntarme si soy andaluz en Madrid, sevillano o gaditano. Siempre en tono de broma, como si lo más opuesto a un gaditano que pudiera existir fuera un gallego. Galicia y Cádiz, las dos grandes salidas al inmenso Atlántico de nuestro país han tenido una gran vinculación histórica que también ha supuesto una gran vinculación familiar. Tanto en mi familia paterna como en la materna hay apellidos gallegos y antecesores gallegos por lo que no me deja de chocar que se piense que hay más diferencia entre un gaditano y un gallego que con un catalán, un aragonés o un riojano. O, simplemente, entre los de la costa y los del interior.

Aunque les caigamos super bien, la mayor parte de los madrileños piensan que Andalucía es África. Yo aprovecho para quejarme continuamente de lo mal que funcionan los servicios públicos en Madrid -el paro es un auténtico horror sin cita previa para la mayor parte de las gestiones y con solo dos horas de atención al público y apenas hay consultorios de salud-. De hecho, vivo en un distrito (Retiro) que tienen aproximadamente 125.000 habitantes y no tiene ni una oficina de Empleo, tengo que irme al Distrito de Arganzuela en el sur, cogiendo dos líneas diferentes de metro, ni un consultorio de salud para lo que tengo que coger un autobús y atravesar la M-30 para llegar al Distrito de Moratalaz. Cádiz tiene una población similar a mi distrito y tiene ocho centros de salud y varias oficinas de empleo. En Sevilla también hay al menos una oficina de empleo y un centro de salud por distrito. Y cada vez que cuento esto, me da la impresión de que la mayoría de mis oyentes no me cree. Piensan que Madrid es lo máximo. Y algo parecido pasa con la educación. Imagino que si pudieran darse cuenta de lo mal que funcionan ese tipo de cosas, Aguirre y Cifuentes no tendrían ninguna oportunidad de ser elegidas.

Supongo que también habrá quién diga que lo que pasa en Andalucía con los servicios públicos es un despilfarro de recursos, pero esa gente es tan maligna que no merece mi atención. Y ojalá no hubiera habido un solo recorte en mi tierra, que los ha habido y muchos.

Hay un poco de condescendencia y eso también se ve con el problema del paro. Cuando cuento que vine a Madrid a buscar trabajo porque en Andalucía era imposible encontrar uno también me da la impresión de que no terminan de creérselo. De que no te van a decir en tu cara que lo único que quieres es cobrar el PER y descansar debajo de un olivo -sobre todo porque estás currando con ellos en Madrid- pero que lo están pensando. Y es que en Madrid hay bastantes más oportunidades que en cualquier otro sitio y cuando hay tantas posibilidades abiertas -aunque luego encontrar un trabajo viniendo de fuera no sea tan fácil- es más difícil empatizar.

Pese a todo, me gusta ser un abanderado de mi tierra en Madrid. Presumir de lo mucho que tenemos y no nos han podido quitar y de lo que me gustaría que algún día hubiera un porvenir para que pudiera volver. De las ganas que tengo de pasear por el Castillo de Santa Catalina viendo los barquitos de La Caleta o entre las callejuelas del Barrio de Santa Cruz de Sevilla. Ser un andaluz en Madrid.

6 thoughts on “Ser andaluz en Madrid

  • Expones la división gallegos o andaluces, pero hoy en día la gente tiene más en mente vascos o andaluces por la película. La confianza en los estereotipos es prueba de gente no muy sabia.

    • Claro, me refería a que la gente en Madrid me acostumbra a preguntar irónicamente si soy gallego al escucharme porque entienden que es lo más diferente a mi acento. Nadie me ha dicho ¿vasco, no? en plan coña pero todo el mundo me dice lo de gallego. Quizá haya alguna razón oculta más, no lo sé.

  • Muy buen post, y creo que muy cierto!

    Yo creo que es porque son acentos muy marcados. Y lo siento, soy muy inculta y reconozco que os englobo a todos en “andaluz”, cuando me lo han explicado, podría distinguir los distintos acentos, pero se me emborrona todo… No sabría decirte de dónde eres por el acento. Tal vez con otro andaluz al lado de otra provincia encontraría las diferencias… Y como yo, muchos de “Madriz” (que por cierto, muy pocos madrileños lo son de origen… diría que la gente de 30-40 años y para de contar. Yo tengo 37, soy madrileña de segunda generación y media, y eso es bastante raro).

  • El ver cómo se aprecia la vida en Madrid desde la perspectiva de un gaditano es muy curioso. He oído a muchísima gente que no tiene su origen en la región hablar de Madrid, pero siempre comparándola con su tierra de origen. Tras reflexionarlo he llegado a la conclusión de que esas personas siempre hablaban con comparativas porque no llevaban el suficiente tiempo como para entender qué es realmente Madrid, dado que con un par de años más su forma de pensar cambió.

    Déjame que te aclare una cosa: Madrid NO es de los madrileños. Eso es algo que cuesta horrores entender a los recién llegados. Lo que la gente llama madrileño es la suma de andaluces, vascos, gallegos, valencianos, catalanes, extremeños, ecuatorianos, chinos, filipinos, nigerianos, franceses, italianos, etc, etc, etc. No es raro encontrar a gente de origen madrileña que se va de puente al pueblo (de sus padres, abuelos, bisabuelos o donde se compraron su casa de verano). Yo nací en Chamberí, vivo en Madrid, pero ¿de dónde soy? Mitad salmantino y mitad vasco (mis abuelos eran de allí y yo sólo he ido de visita en verano).
    Creo que es muy difícil que nadie se sienta rechazado en un lugar que no pertenece a nadie. Madrid es de todos los españoles por igual, independientemente de tu lugar de origen. Yo no veo Madrid en la TV cuando estoy en la playa y me alegro al ver mi casa, dado que es más como un hotel. Si estás en Madrid y eres español no eres considerado un turista, aunque sólo vengas de fin de semana, dado que al ser la capital es tan tuya como de cualquier otro. No somos una Sociedad diferente, sino la suma de muchas, por lo que es una cultura que tiene la tuya también (en parte).

    A modo de ejemplo gráfico, es como el portal de un edificio de vecinos. Algunos vivirán en el 2º, otros en el 7º y otros en el 15º, pero el portal es de todos. El hecho de que haya gente que viva en el bajo (prácticamente en el portal) no quiere decir que sea suyo, dado que es de todos los vecinos y todos pueden hacer uso de él sin ser visitas.

    Espero que te resulte fácil adaptarte a esta ciudad y que te sientas como en casa, ya que como te he dicho no eres un visitante, sino que estás en tu casa 😀

  • Aunque conteste dos años después y ni siquiera lo leas, te diré que ” las dos grandes salidas al inmenso Atlántico de nuestro país ” son Galicia y HUELVA. Venga, repite: HUELVA. Sí, esa ciudad con unos pocos años más que cristo, esa ciudad de donde partieron las 3 carabelas que descubrieron América, esa ciudad donde Cameron y demás dice que está la Atlantida… A ver si somos un poco más imparciales, que yo también he vivido en Madrid y me preguntaban si era sevillano, ni gaditano ni… Así que, ya que escribes, se imparcial. Viva HUELVA!!!!

    • No entiendo a qué viene tu mensaje, la verdad, nadie ha minusvalorado Huelva. Por cierto, ¿y Cádiz a dónde sale? ¿Al Cantábrico? ¿De Dónde salió Colón en su segundo viaje? ¿Y el tercero? xD

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *