Cómo estructurar un post: (II) El cuerpo de texto

Estructurar el cuerpo de texto

Cómo estructurar un post: (II) El cuerpo de texto

Toca centrarnos en el cuerpo de texto de un post. Tras la primera parte en la que hablamos de cómo decidir el titular (que podéis leer aquí), vamos a seguir con lo más importante. Y es que es el cuerpo de texto es lo que le da sentido a nuestro artículo.

Antes de empezar a escribir, tenemos que tener claro lo que queremos contar. Entre las personas que no se dedican a esto, es muy habitual encontrar posts en los que se divaga y se da mil vueltas antes de decir lo que se quiere decir.

La idea básica es la misma que me enseñaron en la primera clase de redacción de la Facultad: claridad, sencillez y concisión.

Seleccionar las ideas clave

Un post es un artículo corto y, por ello, deberíamos ser capaces de seleccionar las ideas claves. Primero, debemos expresar de forma concisa la idea principal. Por ejemplo, quiero explicar cómo estructurar el cuerpo de texto de un post.

Si te sale más de una idea lo mejor es que aproveches para escribir más de un artículo. No hay nada que dé más pereza que un artículo interminable. Quizá solo uno que no sepa qué carajo está contando.

Por poner un ejemplo, mi idea era hacer un único post sobre este tema. Cuando vi que llevaba 800 palabras hablando del titular, decidí hacerlo por entregas para mejorar la legibilidad.

Silogismohipoteticologica.blogspot.com

Silogismohipoteticologica.blogspot.com

Después, tienes que seleccionar las ideas secundarias que complementan y enriquecen la principal. Por ejemplo: seleccionar las ideas claves, no tener faltas de ortografía y gramática, aprovechar las posibilidades de formato...

Esas mismas ideas podemos ir desmembrándolas. Es lo mismo que cuando estudias para un examen. Te aprendes el esquema y luego lo desarrollas sobre el papel.

Desarrollar el cuerpo de texto

Si no estamos acostumbrados a escribir, podemos seguir esta forma de desarrollar el cuerpo de texto. Una vez que tenemos la idea, creamos una estructura de tres pequeños párrafos. En el primero presentamos el tema, en el segundo la desarrollamos y en la última damos una conclusión.

Os pongo un ejemplo. Imaginaros que mi idea secundaria es que me encanta Cádiz, la ciudad en la que nací. Lo haría así:

IDEA: ME ENCANTA CÁDIZ


castillo Santa Catalina de Cädiz
A lo largo de mi vida he vivido en varias ciudades. Tres dentro de una misma provincia y dos fuera de ella. Sin embargo, con la que siento un mayor vínculo emocional es con la que me vio nacer: Cádiz.
A los doce años me fui a San Fernando, a solo 7 kilómetros de la capital, y nunca me abandonó la nostalgia por lo que dejé atrás. De San Fernando pasé a Sevilla, donde escapé a estudiar Periodismo y pasé unos años maravillosos. De allí intenté comenzar una nueva vida en Algeciras, donde fracasé, volví un par de años a Sevilla y finalmente lo conseguí en Madrid.
Aun así, ni la magnificencia de Sevilla ni las oportunidades de Madrid pueden competir emocionalmente con Cádiz. Siempre digo que Cádiz es como la sal. Por sí misma no te puede saciar, pero mejora cualquier cosa que le presentes. Cádiz sabe que no puede competir, pero siempre está disponible para dar ese toque sabroso y divertido que la vida necesita.

Por supuesto, si la idea necesita algún párrafo de más, podéis hacerlo.

Os habréis dado cuenta que esta fórmula destierra por completo la fórmula de la pirámide invertida. Y es que un post no es lo mismo que una noticia y no debe escribirse igual.

LA PIRÁMIDE INVERTIDA

La pirámide invertida es la forma tradicional de estructurar una noticia en prensa. Se pone lo más importante en el primer párrafo y los aspectos secundarios se van desarrollando en los siguientes, de menor a mayor importancia. Se trata de poder cortar en cualquier frase por si la maquetación lo necesita. El primer párrafo debe responder a todos los interrogantes: ¿Quién? ¿Qué? ¿Cómo? ¿Dónde? ¿Cuándo? y, no siempre, ¿Por qué?

Las faltas de ortografía y gramática

Puede parecer una tontería, pero es importantísimo revisar las faltas de ortografía. Si no somos muy duchos siempre podemos escribir primero el artículo en un documento Word y pasarle al menos el autocorrector. Nos encontrará los fallos más importantes, los dobles espacios o los puntos después de ? o !, uno de los errores más comunes.

También es importante releer con atención. Yo soy bastante impaciente y me cuesta bastante volverme a leer todo el texto. Sin embargo, si no lo hago, siempre se me escapa algo. Y es que por muy bien que escribamos, la rapidez siempre juega en nuestra contra.

Además, un texto con faltas de ortografía va a posicionarte peor en Google. Por otra parte, si tienes un negocio, hará que el cliente no confíe en ti. Hace poco leí un estudio que afirmaba que un 40% desconfiaba de las webs con faltas de ortografía. (Probablemente, el otro 60% no las sabía identificar). Yo, desde luego, no compro si hay faltas. Si no cuidas algo tan básico como tu web, ¿cómo voy a confiar en tu producto?

corregir las faltas

Corregir las faltas no cuesta tanto | Acción ortográfica de Madrid

Titulillos, fotos y enlaces

Separar con titulillos y/o fotos las distintas ideas de tu texto es una forma de aportar un mayor dinamismo. Ya lo hemos hablado respecto a hacer artículos muy largos. Da pereza.

Sin embargo, si vemos colores, fotos, apartados diferentes, etc… nos resulta más fácil de leer. Internet ha transformado nuestra forma de recibir la información y ahora necesitamos contenido más visual. No es una casualidad el auge de las infografías y de los vídeos.

Queremos aprender lo máximo posible de un único vistazo. El tiempo es oro. Lo que me haga ganarlo y conseguir lo que quiero, también.

Por otra parte, también los enlaces son fundamentales. No solo funcionan para mejorar el posicionamiento SEO, sino que también nos ayudan como bibliografía. Cuando sacamos la información de un sitio y lo enlazamos, tenemos un doble beneficio.

Por una parte, estamos mostrando al lector de donde sacamos la información. Si le interesa o quiere saber más, solo tiene que clicar. Por otro, estamos diciéndole a Google cuáles son nuestros referentes. Y ambos artículos salen beneficiados, por lo que nos ayuda a que nos citen a nosotros en un futuro.

Cerrar con conclusiones

Por último, es importante cerrar con conclusiones. A diferencia de la pirámide invertida, donde se puede cortar en cualquier párrafo, aquí recapitulamos antes de cerrar.

Tras nuestra introducción y el desarrollo de las diferentes ideas secundarias en el cuerpo de texto, llegamos de nuevo a la idea principal. Al final, debe quedar bien claro lo que queríamos decir, el objetivo del post.

Os dejo una foto que podéis descargar. Siguiendo mi propio esquema, en conclusión:

cómo estructurar un texto: cuerpo de texto

PD: Y no olvidemos repasar las faltas de ortografía.

Descarga mi guía SEO para WordPress

De forma gratuita, todo lo que necesitas saber para aprender a usar los plugins Yoast SEO y All in One SEO en WordPress.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *