Cómo facturar si eres redactor freelance

cómo facturar

Tras mis primeros consejos para redactores freelance, algunos me habéis preguntado cómo facturar. Cuando decidimos convertirnos, el tema de la facturación suele ser uno de los que nos echa más para atrás. Al menos, así lo viví yo.

La verdad es que en la actualidad existen métodos cómodos para facturar. De hecho, hay varios supuestos en los que ni siquiera necesitamos ser autónomos. También hay que tener en cuenta que la mayor parte de los trámites pueden hacerse de forma telemática.

Básicamente, las opciones para saber cómo facturar si eres redactor freelance son tres:

· Dándote de alta como autónomo

· Apuntándote a una cooperativa

· Facturar sin ser autónomo

Cómo facturar sin ser autónomo

Esta es, probablemente, la mejor opción económicamente hablando para empezar. Sin embargo, no es válida para todo el mundo y se encuentra en un limbo alegal. Para poder acogerte a este método hay un requisito fundamental:

No debes sobrepasar el salario mínimo interprofesional.

Este se encuentra en la actualidad en 707,60 € (en 14 pagas). Si fueran 12 sería de 756,70 €.

Solo vale para facturas puntuales. Si haces una factura por la misma cuantía todos los meses, es posible que la Seguridad Social te multe. Puede hacerte un recargo del 20% así como obligarte a pagar las cuotas completas que no has pagado, según cuentan en Txerpa.

¿Cómo lo hago?

Fácil. Tienes que darte de alta en Hacienda. Hay que tener en cuenta que emitir facturas sin estar dado de alta es DELITO. Tendrás que declarar cuál es tu actividad económica dentro del listado de epígrafes del IAE y pagar el IVA y el IRPF correspondiente. Estos impuestos se pagan trimestralmente.

Personalmente, esta opción me parece un coñazo frente a la cooperativa. Te evitas el pago de Seguridad Social pero, por tanto, no cotizas nada. Y tienes que encargarte de todo el papeleo. Si quieres seguir esta opción y quieres asegurarte que todo es legal, puedes llamar a la TGSS. El teléfono es 91 503 80 00.

Apuntarte a una cooperativa

Esta es la opción que yo elegí. Tiene algunas ventajas y otros inconvenientes. Las ventajas son que puedes facturar cualquier cantidad y que pagas según lo que factures. Concretamente, te retienen el 10% por impuesto de sociedades (que se devuelve al finalizar el ejercicio y sirve como paga extra) y el IRPF. Recuerda siempre decirle al cliente que las facturas tienen IVA aparte, en este caso un 21% y que puedes calcular aquí.

Dependiendo de la cooperativa que elijas tendrás unas condiciones u otras. Todas te piden un ingreso inicial para ser socio de la misma, que rondan entre los 100 y los 200 euros. También te hacen pagar unos gastos de gestión mensuales, normalmente inferiores a 10€.

Mi caso

Yo estoy inscrito en Freelance SCM, aunque hay otras opciones que también os comentaré. Todas las gestiones se hacen por correo electrónico. Tuve que hacer un pago inicial de 100€, de los que me devolverán 80 cuando deje la cooperativa. Los gastos de gestión son de 6€ y se descuentan del neto de mi primera factura de cada mes. Si en un mes no facturo nada, no me cobran gastos de gestión.

Una ventaja de la cooperativa frente a facturar sin ser autónomo es que cotizas días sueltos. En el caso de Freelance SCM, es un día por cada 160€ de factura. Por cada vez que se sobrepase ese importe, pagaremos por un día más de Seguridad Social. Aproximadamente, me quedo con alrededor un 70% de lo que facturo, aunque hay un 10% adicional que cobro a final del ejercicio. Es decir, si facturo 1000€ cobraré algo más de 700€ y, en febrero, al cerrar las cuentas, otros 100€ adicionales.

Al ser un porcentaje, la cooperativa viene bien cuando no cobramos demasiado. Si tenemos unos ingresos elevados, es más económico estar dados de alta como autónomo. Cooperativas como la mía tienen unos ingresos máximos que podemos facturar a través de ella. ¿Qué se lleva la cooperativa, además de los 6€ mencionados? Un 6% sobre cada factura.

Ellos se encargan de hacerme las facturas, la declaración anual de IRPF, gestionarme las altas y bajas en la Seguridad Social y darme asesoramiento legal. También pueden encargarse del envío y la gestión de los cobros e impagos. Normalmente, todas las cooperativas para freelances funcionan de la misma forma.

¿Os recomiendo mi cooperativa?

Llevo trabajando con ellos desde 2014 y estoy bastante contento. Si tengo que poner inconvenientes, también los tengo. En general, tardan bastante en contestar a los emails, aunque hay un teléfono para urgencias. Si mando un día datos para facturar, como mínimo no los tendré hasta el día siguiente. Si pido modificaciones por errores suyos o míos, normalmente tardo otro día más en recibirlo.

Parece una tontería, pero puede ser un problema con determinados clientes. Si facturas a final de mes, normalmente tardan más que si lo haces en mitad, supongo que por la carga de trabajo que tendrán. De todas formas, consultando con otros profesionales, esta parece ser la tónica general.

Opciones para elegir cooperativa

Hay un comparador de cooperativas con sus pros y contras que os iba a enlazar. He echado un vistazo y no lo voy a hacer. Mi cooperativa aparece con la peor puntuación (4 sobre 10) pero los datos son falsos. Dicen que te cobran si no facturas mensualmente, pero ya os he contado que no lo hacen. Tampoco aparece la liberación del pago, que es igualmente de 24 horas, como las otras opciones. Por otra parte, las ventajas que tiene la mejor situada, como poder poner el logo en tu factura, también la tiene la mía. Así que no os fieis mucho de los comparadores y mirad/preguntad vosotros mismos.

Existe una opción más barata, que es Factoo, que solo cobra un 4%. Y, por lo que me han contado, la gestión de Cooperativa Online es la más rápida y eficiente, aunque eres tú el que tienes que hacer las facturas. Otra cooperativa que tendría en cuenta es Smart Ibérica, que tiene la ventaja de adelantarte el dinero que hayas facturado como si fuera una nómina. Eso sí, si firmas un contrato con el cliente y quedándose un 7,5%.

Darte de alta como autónomo

La última opción es la más habitual. Darte de alta como autónomo. Si tenemos unos ingresos elevados, es la mejor forma de cómo facturar. Incluso podemos tener derecho a paro si pagamos una cuota más elevada. Aun con la básica, estaremos cotizando todo el mes, siendo la única opción que lo permite. La cuota mínima está en 267,04€ aunque probablemente suba a 285,41€. La máxima asciende a 1121,63€.

Para darte de alta como autónomo primero debes realizar el primer paso del post. Es decir, darte de alta en el IAE de Hacienda. A continuación, tienes un plazo de 30 días para darte de alta en la Seguridad Social. Elige tu cuota y recuerda que si eres joven tienes la tarifa plana de 50€ durante 6 meses. Y a trabajar. Como en el primer caso, tendrás que hacer los pagos de impuestos trimestralmente.

Existen una cantidad infinita de asesorías y páginas web que se encargan de hacerte todas las gestiones. Eso sí, las cuotas son bastante más altas que en las cooperativas. Normalmente pagarás otros 50€ por las mismas.

En este post tienes toda la información sobre cómo calcular las cuotas de autónomo.

Una opción bastante seguida por personas que no trabajan mucho es acumularse el trabajo. Es decir, solo se dan de alta unos meses determinados y facturan todo ese mes, aunque lleven trabajando más tiempo. Bajo mi punto de vista, la opción de la cooperativa es más cómoda y rentable. Pero, como siempre, al final depende de tu volumen de ingresos y trabajo.

Y esto ha sido todo. Si quieres, puedes dejar tu opción o recomendación en los comentarios.

2 thoughts on “Cómo facturar si eres redactor freelance

  • Hola, Pablo!

    Llevo queriendo dejarte un comentario en este post desde antes de tener cuenta de WordPress. El tiempo ha ido pasando y se me ha ido la cabeza.

    Seguí tus indicaciones de este post, muchas gracias por haberlo desgranado tanto 🙂
    Todo esto hace un par de meses, claro, porque la situación a día de hoy ha cambiado. ¿Conoces alguna alternativa a esta de las Cooperativas? Teniendo en cuenta el panorama actual…

    Yo he rebuscado bastante y, por ahora, no veo nada factible 🙁

    Mil gracias por lo mucho que me ayudó tu post en su momento.

    Rock On!

    • ¡Hola Vero!

      Gracias por pasarte! Me alegro mucho que te sirviera en su momento. La verdad es que no veo ninguna alternativa de momento a lo de las cooperativas. Al menos en enero la tarifa plana aumenta a un año y saldrá más rentable ser autónomo. De todas formas todos son parches hasta que se decida por fin hacer una reforma en condiciones. Ojalá lo veamos.

      ¡Un saludo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *